METALES PRECIOSOS

OFICIO | SOBRE JOYERÍA

Dándole Forma | Técnicas, materiales y más

Podemos trabajar con distintos metales para realizar nuestras piezas en la Joyería tradicional, los más utilizados son: oro, plata y platino.

Normalmente solemos mezclar el metal fino (puro) con lo que llamamos “liga” (la parte de metal que se añade al fino) obteniendo así una aleación que nos facilita el trabajo y mejora la durabilidad de la joya.

La unidad de medida que define la pureza de los metales preciosos es la “Ley”. Se expresa en milésimas, si dividimos en mil partes una aleación, la “Ley” es el número de partes puras. Se utilizan tres dígitos para representarla, por ejemplo, cuando decimos oro de Ley de 750 milésimas queremos decir que de cada 1000 partes 750 son de oro y 250 otro metal.

ORO

Metal precioso blando, de color amarillo, muy maleable por lo que su utilización en Joyería suele ser en aleación con otros metales, con símbolo químico AU (del latín aurum, “brillante amanecer”)

Su punto de fusión son 1.064 ºC.

Su pureza la podemos medir además de en milésimas en quilates. El oro puro es de 1000 milésimas o 24K

Un quilate (K) representa una veinticuatroava (1/24) parte de la masa total de la aleación que compone el metal, por ejemplo, si la joya está hecha con oro de 18 quilates, su aleación es de 18/24 o lo que es lo mismo, 3/4 partes de oro, tiene así una pureza del 75%, mientras que una joya de 24 quilates es de 24/24, por lo tanto, oro puro.

Se alea a la perfección con plata y cobre, según la proporción de estos podemos conseguir determinados colores.

De los más usados es el blanco, compuesto de oro, paladio y plata.

A continuación os dejamos una tabla para distintos colores:

PLATA

Metal precioso blando, blanco y maleable, por lo que como con el oro, solemos recurrir a la aleación con otros metales para la realización de joyas. Símbolo químico AG, del latín argentum “blanco o brillante”

Su punto de fusión son 960 ºC. El punto de fusión para la plata 925 es alrededor de los 825 ºC.

Su pureza la medimos en milésimas, cuando decimos plata de 925, nos referimos a que de 1000 partes 925 son de plata fina aleadas con 75 partes de cobre.

Podemos conseguir efectos muy bonitos aplicando pátinas de óxido para oscurecerla o sumergirla en ácido sulfúrico y agua para blanquearla.

PLATINO

Metal precioso, muy duro, brillante, de color blanco grisáceo.

El término platino proviene la palabra española “platina”, fue bautizado con ese nombre por los conquistadores españoles por su gran parecido con la plata. Su punto de fusión son 1.768 ºC.

La Ley para el platino es de 950 aleada con 50 de cobre, iridio, paladio, rodio o rutenio.

Es un metal que no requiere baños pues la durabilidad de su brillo y color es la más alta entre los metales preciosos.

Recordad que en España toda joya debe llevar las dos marcas de contraste, origen y garantía.
Hay otros países como Alemania, Italia, Estados Unidos… donde no es obligatorio la marca de origen.

NORMATIVA LEGAL

Reproducimos los artículos  de la ley española de objetos fabricados con metales preciosos que nos han parecido fundamentales para estar informado, tanto si fabricas, como si compras:

Metales preciosos

Art. 1º

A los efectos del presente Reglamento, son metales preciosos el platino, el oro y la plata y las aleaciones de estos metales entre sí o con otros metales, siempre que el contenido del metal que confiere específicamente la condición de precioso alcance, en la aleación, la proporción legalmente establecida.

«Leyes» oficiales

Art. 7º

Se entiende por «ley» la proporción en peso en que el metal precioso puro entra en una alineación. Se expresará en milésimas y se representará convencionalmente por un numero de tres dígitos.

Art. 8º

1. Como «leyes» oficiales para cada uno de los metales preciosos se establecen las siguientes:

Platino: 950 milésimas.
Otro primera ley: 750 milésimas.
Oro segunda ley: 585 milésimas.
Plata primera ley: 925 milésimas.
Plata segunda ley: 800 milésimas.

2. Respecto de estas «leyes» no se admitirá tolerancia en menos.

3. Con sujeción a las «leyes» oficiales podrán fabricarse y comercializarse objetos de cualquier peso.

 

 Contrastes de objetos fabricados con metales preciosos.

Art. 11º

1. Se denominan contrastes las señales con las que, mediante punzonado, deberán ser marcados los objetos de metales preciosos, como prueba y control de su idoneidad, cuando así esté legalmente establecido.

2. Los contrastes para objetos de metales preciosos son:

a) De identificación de origen, esto es, de fabricante o de importador.
b) De garantía o contraste oficial.

Art. 12º

1. En todo objeto de metal precioso destinado al mercado interior deberán haberse marcado previamente, con toda nitidez, los citados contrastes del modo siguiente.

a) En primer lugar el punzón de identificación de origen (información del fabricante)
b) Realizado éste y próximo a él el punzón de garantía (el grado de pureza del metal)

2. En los objetos de origen o procedencia desconocidos podrá punzonarse el contraste de garantía con los requisitos y precauciones que se determinan en el artículo 15 de este Reglamento.

3. Se exceptúan de las obligaciones de contraste en la propia pieza, los objetos que, por su reducido tamaño o por su diseño, quedarían seriamente alterados por la marca de los punzones. Se considerarán de reducido tamaño los objetos de platino de peso inferior a dos gramos, los de oro de peso inferior a tres gramos y los de plata de peso inferior a siete gramos.

Art. 19º

1. Las marcas de los punzones de garantía oficial, serán las siguientes:

a) Para el platino será un rombo, cuyo lado y diagonal menor serán iguales; en su interior y en el sentido de la diagonal mayor llevará la ley del metal y a la derecha la contraseña del laboratorio que haya realizado el contraste; este punzón se construirá en dos tamaños, uno en el que el lado del rombo tendrá 1,6 milímetros, y otro en el que dicho lado tendrá 0,8 milímetros.

b) Para el oro será una elipse, cuyo eje mayor será de longitud doble de la del menor, en su interior y en el sentido del eje mayor llevará la ley del metal y a la derecha la contraseña del laboratorio que haya realizado el contraste; este punzón se construirá en dos tamaños, uno en el que el eje mayor de la elipse tendrá 2 milímetros y otro en que dicho eje tendrá 1 milímetro.

 

c) Para la plata será un rectángulo horizontal, cuyo lado mayor será de longitud doble que la del menor, en su interior y en el sentido del lado mayor llevará la ley del metal y a la derecha la contraseña del laboratorio que haya realizado el contraste; este punzón se construirá en dos tamaños, uno con el lado mayor de 4 milímetros y otro en que dicho lado tenga 2 milímetros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS AUTORES Y SU OBRA |

CREADORES

NUEVAS IDEAS |

TENDENCIAS

| SOBRE JOYERÍA

OFICIO

| COSAS QUE PASAN

ETC.

Pin It on Pinterest

Share This