DIAMANTES

OFICIO | SOBRE JOYERÍA

Dándole Forma | Técnicas, materiales y más

Diamantes

Un breve pero apasionante paseo por la historia de tres celebres diamantes.
Varios son los diamantes célebres e ilustres, por su belleza o por su historia que nos acompañan a lo largo de los años.

Y varios también los sentimientos que suscitan…
Únicos, de gran belleza y mucho valor, características que todas juntas en un objeto, levantan pasiones…. en algunas personas, todas las pasiones…

Diamante_Cullinan

1. Cullinan

Fue Frederick Wells el que un 25 de enero en 1905 encontró el diamante tallado más grande del mundo, hasta que en 1985 fue superado por el Golden Juvilee.

Le debe su nombre al propietario de la mina, Thomas Cullinan y el sobrenombre a la novela de Julio Verne, La Estrella del Sur, en la que la trama de la historia se centra en un diamante muy grande, el más grande, La Estrella del Sur.

Lo compró el gobierno de Transvaal, antigua colonia británica en Pretoria (Africa), operación sugerida por el general Louis Botha, para posteriormente ser regalado al Rey Eduardo VII por motivo de su cumpleaños.

Diamantes

De color blanco y con un peso aproximado de 3000 quilates, y unas medidas de 10 cm. de largo por 6,4 cm. de alto y 12,7 cm. de ancho, fue la empresa Royal Asscher la responsable de cortar el diamante. El resultante, 9 piedras, nombradas según su peso, Cullinan I, Cullinan II, Cullinan III…, la mayor de ellas de 530 quilates, y talla de pera, Cullinan I, también conocida como Estrella de Africa.

Actualmente los diamantes pertenecen a la colección real de La Corona Inglesa.

2. Hope

El diamante azul más famoso de la historia, envuelto en misterios por la supuesta maldición que caería sobre aquel que lo adquieriese.

Llamado originariamente Tavernier, con un peso 115 quilates y una talla triangular, lo adquirió por el 1653 el “aventurero, comerciante” Jean Baptiste Tavernier.

Cuenta la leyenda que la piedra fue encontrada en el río Krishna en India, y se ofreció a la diosa Sita, esposa de Rama. Se dice que Sita, según el Ramayana (textos sagrados), era el avatar de la diosa Laksmi, compañera eterna del dios Visnú, diosa de la belleza y la buena suerte.

La piedra decoraba la frente Sita hasta que misteriosamente desapareció… Y en algunos escritos figura que Tavernier compró el diamante en la mina Kollur.

Diamantes

En 1668 Tavernier lo vendió al Rey de Francia Luis XIV quien encargó a Pitau, joyero de la corte real que procediese a su tallado.

Desde entonces hasta ahora, el diamante ha pasado por numerosas manos, muchas de las personas que lo poseyeron tuvieron un trágico final, empezando por el propio Tavernier quien murió de frío y fue alimento de los lobos, Luis XIV que falleció a causa de una gangrena, pasando por María Antonieta decapitada y otras muchas muertes por asesinato, accidente, hambre, locura…

Le debe su nombre a Henry Phillip Hope, quien lo compró en 1824 para añadirlo a su colección de gemas. Estuvo en poder de la familia hasta que, arruinada, lo pudo vender en 1901.

Su ultimo propietario Harry Winston, también con trágico final lo donó al Museo Nacional de Historia Natural de la Institución Smithsoniana, donde actualmente el precioso diamante Fancy azul de 45,5 quilates con talla cojín o cushion se puede visitar en la primera planta del museo.

3. Lesedi La Rona | “Nuestra Luz”

El mayor diamante descubierto desde hace más de 100 años. Descubierto en 2015 por la compañía Lucara Diamond Corp. En su mina Karowe, de Bostwana.

Esta excepcional gema tiene un tamaño de 66 x 55 x 42 mm y un peso de aproximadamente 1.110 quilates.

El pasado 29 de junio salió a subasta en Sotheby’s y no superó sus expectativas, pues no se pudo vender al no alcanzar la puja mínima, 70 millones de dólares.

La subasta se detuvo en 61 millones de dólares, que sumados al aproximadamente 12% que se le añade al valor (prima del comprador) habría alcanzado un total de 68 millones.

Diamantes

Lo corriente es que este tipo de gemas queden expuestas para su venta a un reducido grupo de comerciantes de la industria del diamante, que durante un tiempo se dedican a estudiar las posibilidades que ofrece la piedra, y son ellos quienes, tras deliberar minuciosamente, ofrecen un precio a la compañía minera.

En esta ocasión se quiso ofrecer a distintas personas con gran poder adquisitivo, propuesta ofrecida por Wiliam Lamb, director ejecutivo de Lucara Diamond Corp.

Su estrategia se basaba en los sucesos ocurridos meses anteriores, momentos en los que grandes diamantes sin cortar habían alcanzado precios récord en subastas públicas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LOS AUTORES Y SU OBRA |

CREADORES

NUEVAS IDEAS |

TENDENCIAS

| SOBRE JOYERÍA

OFICIO

| COSAS QUE PASAN

ETC.

Pin It on Pinterest

Share This